viernes, 20 de enero de 2017

DEL AMOR Y OTROS DESASTRES…

Viernes 20 de Enero de 2017 son las 20h y estoy en casa en España

Han pasado ya dos semanas desde que volvi de Calcuta y se que os debo una ultima entrada en el bog que cierre el viaje…Llevo dos semanas tratando de que mi cabeza vuelva…porque nos costo casi 48h de viaje volver físicamente a España pero todavía estoy mas allí que aquí…Parte de mi se ha ido quedando allí en cada viaje pero en esta ocasión… una parte importante se niega a volver… Hasta hoy he sido incapaz de sacar energía para ponerme delante del papel y escribir sobre el último dia del viaje, sobre el dia de Reyes…y muchos de vosotros me habéis escrito y llamado para hablar de ello…Os confirmo que no quiero y no voy a escribir sobre ese día…solo os dire que todo salio bien, que nos trataron con mucho cariño… que la pequeña Maria esta en buenas manos y que su madre Yasmin esta con su hermano, estudiando ingles y tratando de recuperar la normalidad.

Estas dos semanas de vuelta a este mundo…porque creerme…vivimos en una burbuja…no han sido fáciles… La mayoría no me entenderéis… pero estoy enfadada… enfadada por lo injusto que es este mundo… estoy dolida por ver a los niños a los que quiero sufrir… estoy triste porque les echo muchísimo de menos… y estoy confundida porque Calcuta me esta volviendo completamente loca…

Los que me conocéis mas lo sabeis… amo la India y me confieso adicta a Calcuta… por lo sorprendente que tiene…por el olor a vida que hay en cada mirada y en cada sonrisa…porque es el país que mas me ha hecho vibrar en muchos sentidos… Viajar allí es adentrarse en una realidad completamente diferente… es impactante… es sorprendente y hace que mucho de lo que es desconocido de nosotros mismos empiece a ser conocido… y se desvela… con dolor y con alegría al mismo tiempo… Pero me vuelve loca porque con la misma intensidad que la amo… la odio profundamente… la odio por lo incomprensible… por las vivencias extremas y los altibajos emocionales que a veces suscita…

Este viaje ha sido un poco diferente, no hemos estado prácticamente con los niños…teníamos dos tareas importantes que cerrar y que se han hecho… Estoy satisfecha por un lado, pero si confieso…que he tenido un sentimiento de soledad profunda a pesar de la compañía y de teneros a todos siguiéndome desde aquí…

A veces Calcuta me agota… y despierta en mí un impulso de querer huir… de escapar de tanta intensidad…de tantas sensaciones abrumadoras…y es donde surgen las contradicciones… porque la India se sufre y se goza, en la India se aprende y se desaprende…y se vuelve a aprender en cada minuto… Es un proceso interno que no para ni un solo segundo…y  muchas veces agota…

En los últimos viajes confieso que he vuelto con el propósito de tal vez no volver…o hacerlo con menos frecuencia… pero no se que pasa que tiene el gran poder de imantarme y obsesionarme…nada allí me deja indiferente…y siempre me queda el reto personal de querer vivirla mas…y comprenderla…asi que volveré pronto…y como siempre…aquí estare para compartirlo con vosotros…

Namasté amigos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada